“Hay un abuso en la posición en la que se encuentra

“Me das un beso” tiene una implicación sexual ‘si te invita a su habitación hay una expectativa de intimidad’ y ‘el acoso sexual es agravado cuando existe una situación de superioridad“, explica Luis Jiménez, especialista en materia deportiva sobre las presuntas acusaciones de acoso sexual de jugadoras y ex jugadoras contra Maribel Domínguez que estuvieron bajo su mandato entre 2017 y 2022. “Hay un abuso en la posición en la que se encuentra la entrenadora hacia la deportista”, advierte Jiménez y que se establece en el Código Penal Federal, en el Artículo 259 Bis. “Se considera acoso sexual cuando una muestra de afecto no se espera, o no se aprueba, por la otra persona”. Las acusaciones presentadas a CANCHA hacia Parma Aragón, coordinadora del Área de Crecimiento Personal de Selecciones Nacionales, que la señalaron como una de las principales personas que desestima, desoye y detiene las denuncias internas serían calificadas como omisión. “Estás encubriendo un delito y habría una responsabilidad con el ‘No mira, el escándalo no es bueno para ti, tienes un futuro por delante’. “Con el simple testimonio de la agraviada es suficiente y la carga de la prueba es para la otra parte. Tendría futuro hacer esta denuncia y si jerárquicamente esta persona está por encima de Maribel”. “Si hay el conocimiento de un delito no tendría porqué haber un procedimiento interno que siguiera la Federación sin informarle a la autoridad porque estarían encubriendo al delincuente”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente