Entre 2016 y 2017, Ochoa jugó para el Granada, antes de partir

Guillermo Ochoa cumple 37 años este miércoles 13 de julio y aquí lo celebramos recordando momentos que marcaron su carrera MOMENTOS MEMORABLES Guillermo Ochoa cumple 37 años este miércoles 13 de julio, 18 de los cuales los ha vivido como portero de Primera División. Su carrera ha sido tan brillante que incluso merece el debate histórico sobre si ha sido mejor guardameta que Jorge Campos. Ochoa apunta a acudir a su quinta Copa del Mundo, tercera como titular, con la Selección Mexicana. En su trayectoria con el América presume un título de Liga y el Campeón de Campeones en México (2005), así como la Liga de Campeones de la Concacaf (2006). Ganó la Copa de Bélgica con el Standard de Lieja (2018). Además, con la Selección Mexicana suma cuatro conquistas de Copa Oro, así como la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Sin duda, su carrera está repleta de momentos memorables. 1. TÍTULO CON AMÉRICA Guillermo Ochoa debutó con el América un 15 de febrero de 2004, debido a una lesión de Adolfo Ríos. El portero, entonces de 18 años, se asomaba como un buen prospecto debido a sus reflejos y a la elasticidad bajo los tres postes. A pesar de que los meses siguientes dejó buenas sensaciones en el marco de las Águilas, el entonces técnico Óscar Ruggeri apostó por el argentino Sebastián Saja. La destitución del DT y la llegada de Mario Carrillo le abrieron la puerta a Memo, quien desde entonces tuvo un rol protagónico en el futbol mexicano. El canterano azulcrema conquistó el Clausura 2005 de la mano del “Capello”, en una Final en la que las Águilas se impusieron 6-3 (7-4 global) a los Tecos. 2. FRUSTRA CLEMBUTEROL ARRIBO AL PSG En el verano de 2011, Guillermo Ochoa tenía todo arreglado para emigrar al Paris-Saint Germain. El portero estaba listo para despedirse del América y comenzar su aventura en el futbol europeo con un club que, si bien no era dominante como en la actualidad, sí atraía reflectores. El 9 de junio, a unas horas de enfrentar a Cuba en el segundo partido de la Copa Oro, Memo y otros cuatro seleccionados fueron expulsados de la concentración de la Selección Mexicana, tras dar positivo a Clembuterol, una de las sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje. Inhabilitado por tiempo indefinido, el guardameta no fue más opción para el Paris-Saint Germain. Finalmente, la FMF logró demostrar que en México había un problema de salud pública por la presencia de Clembuterol en la carne de res, por lo cual Ochoa y los otros futbolistas fueron exonerados el primero de julio. Ya era demasiado tarde para mudarse a la capital francesa. Por cierto, México ganó aquella Copa Oro y durante los festejos Andrés Guardado portó los guantes de Memo Ochoa a manera de homenaje. 3. PERSIGUE SU SUEÑO Guillermo Ochoa estaba decidido a crecer como portero, así que no le importaron los sacrificios económicos y hasta la renuncia al confort. Debido a su inhabilitación por el doping, el PSG retiró la oferta y el América le ofreció un contrato a la mitad de la primera propuesta. Fue el modesto Ajaccio el que le abrió las puertas sin juzgarlo, dispuesto a esperarlo, convencido de su inocencia; el mexicano correspondió a la confianza y jugó con dicho club durante tres años. Cuando el cuadro francés descendió, Memo probó suerte en LaLiga, con el Málaga. Le costaba el triple contratarse al carecer del pasaporte comunitario y, por ende, ocupar una plaza de extranjero usualmente reservada para jugadores de ataque. La realidad es que tuvo un par de años muy difíciles con el cuadro español, casi siempre en la banca pese a que llegó precedido de un espectacular desempeño en el Mundial de Brasil. Entre 2016 y 2017, Ochoa jugó para el Granada, antes de partir a Bélgica para enrolarse con el Standard de Lieja durante dos años. Finalmente, el América tocó a su puerta. 4. EL HOMBRE ELÁSTICO Al pensar en las atajadas de Guillermo Ochoa, a un aficionado al futbol se le viene de inmediato a la mente aquella del Mundial 2014 contra el anfitrión Brasil, nada menos que ante Neymar. La FIFA incluso comparó dicha reacción con la legendaria desviada del inglés Gordon Banks a Pelé en el Mundial de 1970. 5. LESIONADO Y CAMPEÓN Era la noche del 6 de julio de 2019 y en el hotel de concentración de la Selección Mexicana, en Chicago, Gerardo Martino estaba inquieto. El técnico iba a dirigir su primera Final al frente del Tricolor y su portero Guillermo Ochoa estaba lesionado del aductor. Más allá de que Memo manifestaba el dolor, el “Tata” le pidió jugar. Le hizo entender su importancia y liderazgo en el equipo y le solicitó ese extra. Al guardameta le dolía incluso al despejar, pero fue clave en el triunfo de México 1-0 sobre Estados Unidos. 6. BRONCE EN TOKIO 2020 Guillermo Ochoa fue el capitán de la Selección Mexicana que consiguió la medalla de bronce hace un año en los Juegos Olímpicos Tokio 2020. El portero quería cumplir el sueño de participar en unos JO y fue el gran sostén del equipo nacional, que le dio una presea más al País. 7. CINCO COPAS El próximo Cinco Copas será Guillermo Ochoa. Es cierto que a diferencia de Antonio Carbajal que presume minutos en una quinteta de Mundiales, Memo apenas iría por el tercero como titular, pero de cualquier manera tiene un brillante recorrido desde su primera convocatoria en Alemania 2006. Mientras la Selección Mexicana da tumbos, Ochoa se mantiene en una extraordinaria forma futbolística y hasta en amistosos, como contra Ecuador, ha mostrado su gran nivel.
Artículo Anterior Artículo Siguiente