El golpe anímico le pegó a México que tardó

El verano de la Selección Mexicana terminó con un sabor muy agrio, ya que el empate 1-1 ante Jamaica, en Kingston, solo terminó por agudizar la crisis que vive el equipo de Gerardo Martino a unos meses de que arranque la Copa del Mundo de Qatar 2022. El Tri sigue jugando a nada, el Tata podrá presumir que su equipo tiene el balón que domina al rival pero es una escuadra que no sabe generar futbol, que le cuesta mucho crear jugadas de peligro y que ante Jamaica su defensa volvió a exhibir que tiene muchísimas carencias. La anotación de los Reggae Boyz fue a los cuatro minutos de empezado el partido, y este fue una muestra de que hay jugadores que no atraviesan por un buen momento, que la camiseta de la Selección les queda grande como a Jesús Angulo y Jesús Gallardo, quienes fueron los que perdieron la marca en el gol de Bailey. ⚽ ¡Gooool de @miseleccionmx! 🇲🇽 ¡Luis Romo empata el marcador para México! | #CNL22 pic.twitter.com/FQUi2d4wSa — Concacaf Nations League (@CNationsLeague) June 15, 2022 El golpe anímico le pegó a México que tardó en reaccionar y si bien se adueñó de la pelota, no generó jugadas de peligro, el equipo jamás nutrió de balones a Santiago Giménez que tuvo que aportar haciendo otras labores dentro del campo. Antes de que terminara el primer tiempo México consiguió el tanto del empate, una jugada a balón parado la resolvió a la perfección Luis Romo que remató de cabeza sin marca dentro del área. En el segundo tiempo el Tri fue amo y señor del esférico pero no generaron peligro, este llegó hasta que llegó Diego Lainez y le dio una mejor dinámica al equipo y fue el que más intentó y de no ser por el arquero habría sido el salvador de este equipo. Tras cinco juegos en el verano, el Tata ya podrá tener algunas conclusiones sobre qué jugadores ya n deberán ser tomados en cuenta y otros que se han ganado la oportunidad de repetir para seguir en la lucha por un boleto a la Copa del Mundo en esa lista final.
Artículo Anterior Artículo Siguiente