El Dragón del Norte tuvo una semana para el olvido

Más al fondo no se puede caer y a nueve juegos de llegar a la mitad de temporada, los Saraperos de Saltillo tienen la encomienda de cerrar fuerte en aras de mantener sus ilusiones de playoffs, teniendo como nuevo oponente a los Tigres de Quintana Roo. El Dragón del Norte tuvo una semana para el olvido en casa con marca de 1-5 frente a los Sultanes de Monterrey y los Diablos Rojos del México. Dichos resultados, los tienen sumidos en el último lugar del Norte con récord de 15-24, a dos juegos del sexto lugar. Por su parte, los bengalas han resurgido como un equipo protagonista en la Zona Sur al colocarse en la segunda posición con marca de 22-17, quedándose con sus respectivas series frente a los Bravos de León y Piratas de Campeche. Uno de los peores bullpens de la LMB se enfrenta a una discreta ofensiva en el renovado Beto Ávila. Los Saraperos ocupan el penúltimo lugar de efectividad colectiva con 8.08, mientras que los Tigres son la ofensiva 15 en porcentaje de bateo con .294, pero ambos equipos viven una realidad diferente. Pese a tanto pesar en el dogout verde, hay una luz que brilla con luz propia en la figura de Fernando Villegas, quien fue elegido una vez más novato de la semana tras batear para .435 con un cuadrangular y cuatro remolcadas del 30 de mayo al 5 de junio. Félix Doubront será quien suba a la loma de las responsabilidades por el Sarape, quien es el líder en victorias del equipo con récord de 3-1 y efectividad de 6.96 en ocho aperturas, 42.2 entradas de labor donde ha recetado 32 ponches por 14 pasaportes. La tensión está a tope para los comandados por Adán Muñoz, a quien le restan nueve juegos antes de la pausa por el Juego de Estrellas. El Sarape está obligado a ganar para revertir la situación a la mitad de la campaña, o por el contrario, ir pensando en el 2023.
Artículo Anterior Artículo Siguiente